Un viaje sangriento: retrato de la hemoglobina, una molécula vital

30 Nov

Como el titulo lo dice, la reseña que aquí les presento tratara sobre la hemoglobina, una molécula presente en la sangre y de vital importancia que a continuación veremos por que.

Dopaje sanguíneo:

Algunos atletas pueden aumentar su rendimiento en pruebas como un maratón una carrera ciclista con una técnica conocida como dopaje sanguíneo. entre 8 y 12 semanas antes de la prueba se extraen y almacenan aproximadamente un litro de sangre. El día de la competencia su cuerpo ya habrá remplazado los glóbulos rojos sanguíneos, se inyectan la sangre almacenada y aumentan así su nivel normal de hemoglobina y con ello su capacidad para captar oxigeno. El dopaje sanguíneo es difícil de detectar, pues no se introduce sustancia externa en el organismo.

Quema de calorías:

La totalidad de la energía requerida para mantenernos vivos se obtiene de los alimentos, en particular de los carbohidratos contenidos en ellos. Para poder utilizar esta energía es necesario que los carbohidratos contenidos en los tejidos se pongan en contacto con el oxígeno que respiramos y reaccionen con éste a través de una sencilla reacción química de oxidación.

Carbohidratos de los alimentos + Oxígeno de la respiración  = Dióxido de carbono que se exhala +Agua que también se exhala + Energía

Cómo sabemos la hemoglobina es una molécula que transporta oxígeno.

Oxígeno: entrega inmediata:

Para que el organismo lleve a cabo la compleja tarea de captar una cantidad optima de oxígeno y distribuirla en los diferentes tejidos que lo requieren, es indispensable que los glóbulos rojos posean un acarreador especifico: la hemoglobina, una proteína muy especializada capaz de tomar, transportar y ceder oxígeno que respiramos.

Venenos que asfixian: la hemoglobina es una molécula que se combina fácilmente con sustancias semejantes al oxígeno como el monóxido de carbono (CO), el óxido nítrico (NO) y el cianuro (CN). La tendencia de estas sustancias a reaccionar con la hemoglobina es muy superior a la del oxígeno; por ello cuando están presentes desplazan al oxígeno y ya no se despegan. Esto significa que el oxígeno que transporta puede disminuir drásticamente, provocando en muchas ocasiones asfixia e incluso la muerte.

La hemoglobina proporciona a la sangre su color rojo característico; su función principal es la de transporte de oxígeno.

Cada molécula de hemoglobina consta de 4 cadenas proteicas de aproximadamente 143 aminoácidos y con un arreglo espacial específico.  Además, en el centro de cada cadena está insertado el grupo hemo, que da su nombre a esta proteína.                                                                                                         El grupo hemo es una moléc

ula relativamente pequeño y no es proteína formada por; átomos de carbono, nitrógeno y oxígeno acomodados en una estructura de anillo, en cuyo centro hay una átomo de hierro. Cada átomo de hierro puede unirse a una sola molécula de oxígeno, cada molécula de hemoglobina es capaz de atrapar 4 moléculas de oxígeno.

Sangre artificial: 

Además de transportar oxígeno en la hemoglobina, la sangre desempeña muchas otras funciones vitales, como la conducción de nutrientes, eliminación de deshechos, protección contra infecciones y el sellado de fugas en el sistema circulatorio mediante la coagulación.

Aunque gracias a la tecnología se han podido crear órganos artificiales como hígados, corazones, ojos y oídos, hasta la fecha no se logrado producir una sustancia que reproduzca completamente las funciones de la sangre humana. En la actualidad hay dos tipos de sangre artificial: una elaborada a base de hemoglobina pura y otra a base de polímeros, parecidos al teflón, llamados perfluorocarbonos. La sangre artificial conocida como oxígeno terapeutico se obtiene extrayendo la hemoglobina de los glóbulos rojos de sangre de vacas. Otro tipo de sangre artificial es un líquido blanco lechoso conocido como perflubrón o sangre blanca. Es una solución de agua, sal y perfluorocarbonos, su capacidad de disolver oxígeno es 50 veces más grande que la de la sangre.

Conclusiones:

Hemos aprendido la importancia de la hemoglobina en la respiración, la obtención de energía y algunos datos curiosos como el de la sangre artificial y el dopaje sanguíneo.

Vásquez Vásquez Erick 607

Revista ¿Cómo ves? Año 10, No. 111, febrero 2008, pp 30-33

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: