LAS ENDORFINAS, DROGAS DEL BIENESTAR

29 Oct

LAS ENDORFINAS, DROGAS DEL BIENESTAR

Las endorfinas son sustancias naturales sintetizadas por el cerebro que entre otras cosas alivian el dolor como sólo pueden hacerlo los opiáceos , sin embargo no tienen los efectos secundarios  que acarrean las drogas al sistema nervioso.

Dentro del cerebro las endorfinas buscan unirse a los receptores que están en las neuronas para transmitir sus mensajes químicos. Como resultado de la activación por el estrés o el dolor, las endorfinas se liberan y al unirse con los receptores producen efectos de euforia, depresión respiratoria, reducción de la movilidad gastrointestinal y analgesia. Los receptores, sin embargo también responden al contacto de los opiáceos, es decir, las drogas derivadas de la amapola del opio como la morfina, la heroína y la codeína, antes los científicos se preguntaban como era posible que al consumir este tipo de drogas el cuerpo pareciera estar diseñado para recibirlas a la perfección, esto tiene una explicación a partir de que las drogas derivadas del opio tienen muchas similitudes bioquímicas con las endorfinas  y gracias a esto los receptores aceptan la unión con los opiáceos. Se les dio la clasificación de opiáceos a las drogas derivadas del opio y opioides a las endorfinas. Así cuando los receptores  del cerebro obtienen la droga de manera externa disminuye la síntesis de endorfinas. Al aceptar las moléculas de las drogas los receptores bloquean la posibilidad de unión con las endorfinas naturales. Las drogas actúan y generan (cuando menos al principio) una sensación de bienestar. Por esto el cerebro no acepta que la droga se le retire fácilmente, se ha creado una dependencia en la que el organismo necesita sensaciones de analgesia y  euforia pero ya no puede producirlas en el propio cerebro; al menos no en las mismas cantidades en las que  se administraban los opiáceos.

Algunos investigadores han propuesto modelos para explicar como actúan las drogas en nuestro organismo en relación con las endorfinas. Uno de estos modelos propone que el mecanismo de acción  de las drogas puede compararse con una puerta cuya cerradura puede ser abierta con la llave que embona perfectamente (las endorfinas) o por una que sea muy parecida(la drogas). El uso de estas últimas hará que se dañe la cerradura hasta que quede abierta para siempre. La puerta cerrada con la llave correcta bloquearía el paso del dolor hacia el cerebro; en cambio la puerta que ha sido forzada varias veces con la llave similar  poco a poco dejaría pasar al dolor indiscriminadamente. Así se requeriría un mecanismo sucedáneo ( el uso creciente de las drogas) para intentar cerrar la puerta. Pues bien, al administrar algunas drogas un cierto número de veces no solo se destruye la cerradura si no que también se inhibe la fabricación natural de endorfinas, al ocurrir esto el drogadicto se encuentra más desprotegido contra el dolor y el estrés, a partir de cierto momento el individuo no usa la droga en busca de esa primera sensación de bienestar o felicidad sino simplemente para no sufrir.

¿Cómo ves?, no.29, 16-may-01, páginas 10-14

Corina Rioja

Anuncios

Una respuesta to “LAS ENDORFINAS, DROGAS DEL BIENESTAR”

  1. lectorescientificos octubre 29, 2012 a 9:56 pm #

    Felicitaciones Corina, hiciste una buena reseña.
    Creo que el estudio de las endorfinas puede llevar a la síntesis de analgésicos diferentes a los opiáceos. Si estos se logra, se evitarán los severosy nocivos efectos secundarios que producen los opiáceos.
    Saludos
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: